lunes, 30 de noviembre de 2015

Más diversión de colores ;-)


Sigo con mi obsesión plumífera.. esta vez con acuarelas escolares para llevar en el bolso.


 Mi adorado Kokopelli, experimentando con acuarelas y un papel que no me convenció mucho.


 Papel del bueno y acuarelas líquidas (anilinas). Con esto empiezo a atreverme a "doodlear" (garabatear), así es como hice los dibujos, y me estoy aficionando :-)


En principio me cuesta un poco dibujar, tras tantos años sin hacerlo, he perdido un poco de confianza en que salga algo coherente, pero se ve que cuando me distraigo, mi hemisferio cerebral derecho se hace cargo y asume el mando. Fue el caso de esta pinturita en clase, el fondo es de anilinas y los dibujos salieron mientras cotillaba distraída con las compañeras.


Esta también es de clase, anilinas. Con esta estaba bloqueada, digamos que tenía niebla espesa en mi cabeza y no acababa de ver nada en concreto, con ayuda de la profe empecé a lanzarme a dibujar los arbolitos y esto fue lo que salió. Sencillo, pero me gusta mucho, además el colorido es muy vibrante.




viernes, 20 de noviembre de 2015

Poniéndome al día..

Después de unos cuantos meses...

En este tiempo estuve un mes en Venezuela para visitar a los míos, luego vino el verano con sus distracciones y de vuelta en otoño, nuevos retos creativos y de otra índole.

No he dejado de crear cosas, de hecho no he parado :-), y ahora deseo retomar un poco el ritmo de las publicaciones por acá y seguir compartiendo creaturas, planes y nuevas aventuras.

En Venezuela las cosas están muy difíciles, críticas, hay una escasez alimentaria bárbara y me tocó probar mi creatividad en un terreno complicado... ¿qué comer? y ¿cómo preparar recetas comunes con los ingredientes disponibles? que a veces hay, otras veces no se consiguen o bien están muy caros .. no iba a quedarme allí lamentándome ni mucho menos despotricando, sería una actitud estéril, así que aguzé mi ingenio y me las apañé como pude, y... ¡fue genial! porque pude experimentar sabores nuevos, mezclas creativas, descubrir nuevas formas de cocinar y lo mejor: darme cuenta de cómo la creatividad se crece ante las limitaciones.

Aquí una pequeña muestra de creaturas en Venezuela:

Tortilla de patatas con mayonesa vegana casera (sin huevo)

 Magdalenas caseras (allí se les llama Ponquesitos)

 Un bote común de mermelada vale una pequeña fortuna, pero con Guayaba natural, azúcar y paciencia, se puede hacer una casera mucho más rica que la comercial.


El metro de tela para cortinas tenía unos precios escandalosos. Encontré esta cortina confeccionada a precio viejo y me la traje a casa, le hice unos apaños con la máquina....  ¡et voilà! París en mis ventanas :-)


Estos dos señores emplumados venían cada mañana a ofrecer su bello canto a nuestro patio, como no era fácil que se dejaran fotografiar, capturé su imagen en mi mente y los pinté con unos lápices de colores.


De vuelta a España, uno que otro tuneo:


Unas cajas de fresas para almacenar materiales de pintura



Encontré por 2 euros este soso bolsito de mano bicolor, pero con un tamaño ideal para portar las toallitas de papel y otras cosas pequeñas en mi bolso. 


Un trocito de puntilla, una cinta de raso y un camafeo y tengo este romántico bolsito muy al estilo de mi alterego Marie Gemignani


 Este otro bolso lleno de gatitos era una tentación por 1 euro


Con puntilla, raso, flequitos y un colgante que tenía hecho por ahi, ahora es una bolsita más fashion para llevar libros o lanas cuando salgo por ahi.


Tras la vuelta al cole, estoy empezado a aprender a pintar con acuarelas. Para ello me he hecho con algunos libros indispensables y me he apuntado a un curso local para experimentar otras técnicas creativas también. Acá algunos de los trabajos que voy haciendo por mi cuenta y en clase:








Como se puede ver, no tengo tiempo para el aburrimiento :-)

En breve más...